Get Adobe Flash player

USUARIOS REGISTRADOS

E-mail:
Clave:
Registrate | ¿Olvidó su clave?

Jurisprudencia en materia penal


TESTIGOS. LA DEPENDENCIA ECONÓMICA QUE ÉSTOS TENGAN CON EL OFENDIDO O AGRAVIADO POR SER SUS TRABAJADORES, NO LE RESTA VALOR PROBATORIO A SUS TESTIMONIOS. El más Alto Tribunal de la República ha sostenido de manera reiterada que en materia penal no se admiten tachas; por ende, si para acreditar los hechos constitutivos del delito o la intervención de una persona en el mismo, el ofendido o agraviado presenta como testigos presenciales de los hechos a sus empleados o trabajadores, esta circunstancia no los inhabilita, ni es causa suficiente para desvalorar sus atestados; por el contrario, sus dichos resultan creíbles cuando los hechos narrados se desarrollaron en el lugar en el que éstos desempeñan sus actividades en forma cotidiana.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA PENAL DEL SEXTO CIRCUITO.

Amparo en revisión 324/2000. 11 de enero de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Loranca Muñoz. Secretario: Alfonso Gazca Cossío.

Amparo en revisión 79/2001. 23 de marzo de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: Rafael Remes Ojeda. Secretario: Óscar Espinosa Durán.

Amparo directo 459/2001. 31 de octubre de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: José Manuel Vélez Barajas. Secretario: Víctor Vicente Martínez Sánchez.

Amparo en revisión 358/2002. 10 de octubre de 2002. Unanimidad de votos. Ponente: Enrique Zayas Roldán. Secretaria: J. Patricia Cadena Palacios.

Amparo en revisión 268/2004. 23 de septiembre de 2004. Unanimidad de votos. Ponente: José Manuel Torres Pérez. Secretario: Juan Gabriel Calvillo Carrasco.

Véase: Semanario Judicial de la Federación, Quinta Época, Tomo CV, página 895, tesis de rubro: “TESTIGOS DE CARGO EN EL PROCESO PENAL (TRABAJADORES DEL OFENDIDO).”

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Novena Época. Tribunales Colegiados de Circuito. Enero de 2005. Página 1645.