Get Adobe Flash player

USUARIOS REGISTRADOS

E-mail:
Clave:
Registrate | ¿Olvidó su clave?

Jurisprudencia en materia penal


TRÁFICO DE INDOCUMENTADOS. EL ELEMENTO SUBJETIVO RELATIVO AL “PROPÓSITO DE AQUELLA CONDUCTA” A QUE SE REFIERE EL SEGUNDO PÁRRAFO DEL ARTÍCULO 138 DE LA LEY GENERAL DE POBLACIÓN, DEBE ENTENDERSE COMO LA INTENCIÓN DEL ACTIVO EN OBTENER UN LUCRO ACTUAL O FUTURO INMINENTE. El artículo 138 de la Ley General de Población fue reformado por el legislador mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el ocho de noviembre de mil novecientos noventa y seis, con el objeto de incrementar las penas a quien por sí o por medio de otro u otros, con el propósito de tráfico, transporte por el territorio nacional a uno o varios extranjeros con el fin de ocultarlos para evadir la revisión migratoria, reforma que, según dictamen presentado por las Comisiones Unidas de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Población y Desarrollo de la Cámara de Diputados, aprobado por el Senado de la República, tuvo como principal consideración el hecho de que no se castigue a personas o agrupaciones que por actos humanitarios y siguiendo la tradición mexicana de asistencia, apoyen o ayuden al necesitado, desvalido o que se encuentre en una situación de desventaja, o bien, que alberguen o den transporte a extranjeros indocumentados; por tanto, de ello se infiere que los traficantes o los que tienen ese propósito, necesariamente persiguen la obtención de un lucro económico actual o presente, e incluso futuro inminente, toda vez que por lucro debe entenderse, según el Diccionario de la Lengua Española, la ganancia o provecho que se saca de una cosa, esto es, un aprovechamiento o beneficio monetario; entonces, para que se dé el elemento subjetivo “propósito de tráfico”, en tratándose de transporte de personas extranjeras por territorio mexicano, sin la respectiva documentación que acredite su legal estancia, es indispensable que quede demostrada la intención del activo de obtener una ganancia o beneficio meramente económico, el cual debe ser actual o presente, es decir, previo o concomitante al transporte o al albergue de indocumentados; también puede ser futuro inminente, por estar vinculado con un pago cierto en cuanto a la cantidad a entregar y la fecha de pago, pero mediante un acuerdo o concierto previo.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGÉSIMO CIRCUITO.

Amparo directo 746/2004. 29 de junio de 2005. Unanimidad de votos. Ponente: José Atanacio Alpuche Marrufo. Secretario: Daniel José González Vargas.

Amparo directo 199/2005. 10 de agosto de 2005. Unanimidad de votos. Ponente: Elías Álvarez Torres. Secretario: José Luis Martínez Villarreal.

Amparo directo 761/2004. 18 de agosto de 2005. Unanimidad de votos. Ponente: Elías Álvarez Torres. Secretario: Luis Enrique Villalobos Esquinca.

Amparo directo 799/2004. 21 de septiembre de 2005. Unanimidad de votos. Ponente: Elías Álvarez Torres. Secretario: Julio César González Soto.

Amparo en revisión 694/2004. 28 de septiembre de 2005. Unanimidad de votos. Ponente: José Pérez Troncoso. Secretaria: Itzia de la Concepción Figueroa Gómez.

Véase: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo VIII, noviembre de 1998, página 583, tesis V.3o.2 P, de rubro: “TRÁFICO, PROPÓSITO DEL. ALCANCE DE ESE TÉRMINO, EN CUANTO AL DELITO PREVISTO EN EL ARTÍCULO 138 DE LA LEY GENERAL DE POBLACIÓN.”

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Novena Época. Tribunales Colegiados de Circuito. Diciembre de 2005. Página 2526.