Get Adobe Flash player

USUARIOS REGISTRADOS

E-mail:
Clave:
Registrate | ¿Olvidó su clave?

Jurisprudencia en materia penal


INTERÉS JURÍDICO. ES SUFICIENTE PARA ACREDITARLO, CUANDO LOS ACTOS FUNDAMENTALMENTE RECLAMADOS CONSISTEN EN EL DESPOSEIMIENTO DE UN VEHÍCULO, DEMOSTRAR HABER TENIDO SU POSESIÓN. Las constancias que informan el juicio indirecto de donde emerge la sentencia recurrida son reveladoras que el inconforme fue privado de su derecho posesorio, a consecuencia de un acto de autoridad carente de fundamentación, puesto que no se advierte que el desposeimiento reclamado hubiese estado respaldado por procedimiento legal alguno, esto es, mediante juicio seguido ante un tribunal en el que se cumplieran con las formalidades esenciales del procedimiento y, como consecuencia, en virtud de mandamiento escrito de autoridad competente que funde y motive la causa legal del procedimiento, en términos de los artículos 14 y 16 constitucionales; de ahí que con independencia del acreditamiento del derecho de propiedad por parte del recurrente en torno al vehículo de motor cuyo desposeimiento reclama, lo cierto es que éste sí acreditó en autos haber tenido la posesión del vehículo que identifica en su demanda de amparo, justamente al momento en que fue desposeído del mismo por parte de agentes de la Policía Ministerial y esta sola circunstancia es suficiente para estimar que los actos desposesorios reclamados por el agraviado sí afectan su esfera jurídica y, por ende, se encuentra en aptitud legal para solicitar la protección constitucional.

QUINTO TRIBUNAL COLEGIADO DEL DÉCIMO SEXTO CIRCUITO.

Amparo en revisión 197/2001. 20 de junio de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: Sergio González Esparza. Secretaria: María Gabriela Ruiz Márquez.

Amparo en revisión 353/2001. 3 de enero de 2002. Unanimidad de votos. Ponente: Lorenzo Palma Hidalgo. Secretaria: Patricia Guadalupe Lee Martínez.

Amparo en revisión 6/2002. 14 de febrero de 2002. Unanimidad de votos. Ponente: Sergio González Esparza. Secretario: David Ángel Becerra.

Amparo en revisión 97/2002. 13 de junio de 2002. Unanimidad de votos. Ponente: Lorenzo Palma Hidalgo. Secretario: Martín Mayorquín Trejo.

Amparo en revisión 199/2002. 5 de septiembre de 2002. Unanimidad de votos. Ponente: Lorenzo Palma Hidalgo. Secretario: Martín Mayorquín Trejo.

Notas:

Por ejecutoria de fecha 12 de noviembre de 2004, la Segunda Sala declaró inexistente la contradicción de tesis 122/2004-SS en que participó el presente criterio.

El criterio contenido en esta tesis contendió en la contradicción de tesis 52/2005-PS, resuelta por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en su sesión celebrada el tres de agosto de dos mil cinco, en la cual se determinó que no existe la contradicción de criterios sustentados, por el Tercer Tribunal Colegiado del Décimo Sexto Circuito al resolver los amparos en revisión 323/2004 y 9/2005, y por la otra, por el Quinto Tribunal Colegiado del Décimo Sexto Circuito, al resolver los amparos en revisión 353/2001 y 6/2002, por el contrario que sí existe contradicción de tesis entre los criterios sustentados por el Tercer Tribunal Colegiado del Décimo Sexto Circuito al resolver los amparos en revisión 323/2004 y 9/2005, y por la otra, por el Quinto Tribunal Colegiado del Décimo Sexto Circuito al resolver los amparos en revisión 197/2001, 97/2002, 199/2002, y 86/2003. De esta contradicción de tesis derivó la tesis 1a./J. 118/2005, que aparece publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XXII, octubre de 2005, página 353, con el rubro: “INTERÉS JURÍDICO EN EL AMPARO. TRATÁNDOSE DEL DESPOSEIMIENTO DE VEHÍCULOS AUTOMOTORES NO ES IDÓNEA PARA DEMOSTRARLO UNA FACTURA CUYA FALSEDAD HA SIDO DECLARADA POR AUTORIDAD JURISDICCIONAL, CUANDO EL QUEJOSO SE OSTENTA COMO LEGÍTIMO PROPIETARIO.”

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Novena Época. Tribunales Colegiados de Circuito. Mayo de 2003. Página 1131.