Get Adobe Flash player

USUARIOS REGISTRADOS

E-mail:
Clave:
Registrate | ¿Olvidó su clave?

Jurisprudencia en materia penal


PRUEBA PERICIAL. AL DICTAMINARSE SOBRE EL CALIBRE DE ARMAS DE FUEGO DE USO EXCLUSIVO DE LOS INSTITUTOS ARMADOS DEL PAÍS, DEBERÁ MOTIVARSE SOBRE SUS CARACTERÍSTICAS AL TRATARSE DE LAS SIMILARES A LA LUGER Y PARABELLUM, COMPRENDIDAS EN EL ARTÍCULO 11, INCISO B), DE LA LEY REGLAMENTARIA DE LA MATERIA. Del artículo 11, inciso b), de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, se desprende que las pistolas calibre nueve milímetros, similares a las del tipo Parabellum y/o Luger del mismo calibre, también están sujetas al régimen de uso exclusivo para las Fuerzas Armadas del país. En estas condiciones, los dictámenes periciales en materia de balística e identificación de armas de fuego deben contener, ineludiblemente, las explicaciones técnicas o científicas que ilustren al juzgador, sobre el porqué las armas de fuego calibre nueve milímetros que se periten, son similares a las de calibre nueve milímetros Parabellum y/o Luger, estableciendo las particularidades que lleven a establecer dicha similitud como lo sería, por ejemplo, su mecanismo de disparo, sus componentes o su sistema de carga, entre otras. Lo anterior con la finalidad de que el órgano jurisdiccional tenga la posibilidad de diferenciar y ubicar en su exacta hipótesis legal, en qué casos un arma de fuego del calibre nueve milímetros, es o no restringida para el uso exclusivo de las instituciones castrenses nacionales, toda vez que el diverso artículo 9o. de la ley de la materia, también contempla en su primera fracción el calibre nueve milímetros (.380”) como para ser utilizado bajo el amparo de la expedición de una licencia para portar o poseer armas de tal calibre, en los términos que fija la propia ley. Así pues, si el tribunal responsable no ponderó bajo este contexto el dictamen experticial practicado al arma de fuego afecta, es indudable que debe concederse la protección constitucional que solicita el quejoso, al no haber quedado establecido con exactitud, si el arma de que se trata era o no de uso exclusivo para el Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA PENAL DEL SEXTO CIRCUITO.

Amparo directo 168/2000. 9 de noviembre de 2000. Unanimidad de votos. Ponente: Arturo Mejía Ponce de León. Secretario: José Antonio Hernández Trejo.

Amparo directo 211/2001. 21 de junio de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: Arturo Mejía Ponce de León. Secretario: José Antonio Hernández Trejo.

Amparo directo 257/2001. 21 de junio de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: Arturo Mejía Ponce de León. Secretario: José Antonio Hernández Trejo.

Amparo directo 225/2001. 12 de julio de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: Diógenes Cruz Figueroa. Secretario: Arnoldo Guillermo Sánchez de la Cerda.

Amparo directo 266/2001. 9 de agosto de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: Diógenes Cruz Figueroa. Secretario: Arnoldo Guillermo Sánchez de la Cerda.

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Novena Época. Tribunales Colegiados de Circuito. Septiembre de 2001. Página 1250.